sábado, 17 de octubre de 2009

Mitos y realidad sobre supuestas profecías mayas

Mitos y realidad sobre supuestas profecías mayas

Escrito por Cheh-Keh -



A mediados de la década de los 90s se difundieron en televisión por cable, un programa que presentó en el canal argentino llamado Infinito, llamado “Las 7 Profecías Mayas”, de Fernando Malkun, productor y conferencista colombiano, el cual despertó gran expectativa en la tele audiencia de muchas partes del mundo. Reforzado este fenómeno por la gran difusión a un supuesto calendario maya, inventado por un norteamericano llamado José Argüelles, del cual se extendió su uso por todo nuestro continente y en Europa Occidental.

Este trabajo despertó el interés de mucha gente joven, por aprender algo sobre la sabiduría de esta gran cultura, la cual esta siendo revalorada y todo lo que tenga que ver con este tema esta teniendo un gran raiting, hablando en términos televisivos. Por un lado esto ha sido benéfico, pues estoy seguro que ha traído beneficios turísticos. He conocido mucha gente que decidió venir a México y Centroamérica impulsados por el deseo de llegar a estos lugares a sentir el espíritu de los mayas en los maravillosos lugares que quedaron como testimonio de su gran sabiduría; pero por otro, han creado una gran distorsión que no considero benéfica, pues a las fantasías creadas por ellos, las rebasa por mucho la realidad de lo que es nuestra cultura maya.

Estando en una época en que la inquietud por la espiritualidad renovada ha creado muchos adeptos a las diferentes corrientes de pensamiento espiritual, ya sea tradicionales, de nueva creación o mixtas; las doctrinas de la “Nueva Era” se están viendo muy solicitadas, siendo los reales o supuestos contactados o mediums, quienes se han visto beneficiados. Los nuevos fanáticos, los que aceptan a ciegas todas aquellas teorías que les inculcan, aumentan, siendo esto un buen negocio, pero no siempre conducen con verdad a sus adeptos y suelen llenarles la cabeza de nuevos mitos.

Pero ha llegado la hora de que se conozcan las palabras verdaderas del Ah Chilam, el profeta maya, para que el mundo entienda cual es su lenguaje verdadero y las imágenes y símbolos que usó para tratar de que en el futuro fueran comprendidos los mensajes emanados del conocimiento de la mecánica del movimiento cósmico, aunado a la visión que percibe la mente aquietada, ofrendada por la fuente esencial de vida. Esta es parte de la misión que tenemos que cumplir aquellos que estamos familiarizados con el lenguaje de los Ah K’ines, Ah Menes y Ah Chilames; tenemos que dar a conocer sus palabras y tratar de que sean comprendidos sus significados.

Desglosemos el contenido de las profecías; las que vienen en las fuentes reconocidas como originales y las dadas a conocer en la televisión e internet. No queremos que cuando llegue el momento que esperan los creyentes de los nuevos textos y vean que no sucedió lo esperado, culpen a los mayas y así queden desacreditados los supuestos creadores de las 7 profecías, pues estamos seguros que si tenemos que atender las advertencias que el Ah Chilam nos hace y comprender la estructura científica del sistema cronológico maya, que es el calendario más útil y perfecto creado en este planeta, del cual pueden emanar también, predicciones certeras que nos ayuden a sortear los obstáculos que la misma naturaleza y el cosmos nos pone enfrente. En conclusión; tenemos que revalorar a la cultura maya y no explotar su fama como astrónomos y profetas creando nuevas mitologías. Tenemos textos originales por cotejar.

La “Profecía Maya” tiene que ver con sus ruedas calendáricas, es por eso que organizó las predicciones en lo que llamamos “Ruedas Proféticas”; así es como vienen en los Libros del Chilam Balam. CHI significa hablar, LAM, profundo y BALAM, oculto. Si queremos hacer las cosas bien, no debemos de hablar de “Las Siete Profecías Mayas”, sino de un mínimo de 13 con su debida duración calendárica. El maestro H-K’inyah, nos enseñó que en los manuscritos del Chilam Balam viene bien definido el ciclo de Ahau Katunes, que son de 24 Haabs (ciclos de 365 días) y 13 de estos conforman una Rueda Profética de 312 Haabs, de esto tenemos las comprobaciones necesarias.. Para los tiempos que estamos viviendo nos podrían interesar 3 de estos 13 ciclos de 24 haabs o años mayas.

En 1968 entró el 12 Ahau Katun, en 1992 el 10 Ahau Katun, que termina en el 2016 y extendernos al 8 Ahau Katun que es el siguiente ciclo que viviremos, considerado un Katun, que siempre ha traído consigo cambios drásticos y en esta ocasión lo tendremos a partir del 6 de Mayo del 2016 hasta el 30 de abril del 2040.

Los mayas a través de los siglos se dieron cuenta de que hay procesos semejantes cada 312 años (5 veces 52 años) y lo basaron en sus observaciones de los ciclos y la sincronía de los planetas de nuestro sistema solar. Sobre todo de Júpiter y Venus, que influyen predominantemente en los ciclos de manchas solares. Podríamos hablar más detenidamente de los estudios que se han hecho de las manchas solares, su relación con los cambios climáticos y los eventos históricos de la humanidad para demostrar que los mayas comprendían ya la forma en que estos influyen en la vida del planeta. Basados en estos cambios naturales desarrollaron sus ruedas calendáricas y sus profecías.
No basta con que nos den afirmaciones como las que hacen constantemente en los textos nuevos que andan circulando por todo el mundo por los medios de comunicación, como la siguiente:

"Los Mayas sabían que todo esto iba a suceder y por ello nos dejaron un mensaje grabado en piedra".

Para comenzar estas afirmaciones siempre adolecen de una cita precisa de las fuentes. Necesitamos saber en que estela y que nos desglosen con epigrafía la interpretación; basados en que sistema de lectura de los glifos y aún así puede ser discutible. Nos hablan como si ellos leyeran los jeroglíficos mayas con fluidez, asunto en el que les pido me permitan dudar, pues hasta con los expertos de la Escuela de Austin y de Moscou tenemos claras diferencias.

Continuan diciendo: "Las visiones de futuro, de nuestro presente están en las siete profecías que se basan en las conclusiones de sus estudios científicos y religiosos sobre el funcionamiento de universo".

También es bien sabido por todos los que estudiamos las fuentes directas mayas, que las únicas profecías conocidas son las que vienen en los libros conocidos como “Chilam Balam”. 7 profecías tendrían que hablar de 7 periodos de 24 años, o sea, 168 años.
Voy a hablarles primero de los nuevos textos apócrifos:
Primera Profecía

"El mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de de diciembre del año 2012 y con ello el final del miedo".

Me parecería magnífico que en tan pocos años la humanidad lograra hacer lo que en miles no ha podido y el hecho de conocer el día y la hora en que llegará esta bienaventuranza es un privilegio, pues en la misma Biblia nos dicen “Del día y la hora nadie sabe, tan solo el Padre que esta en los cielos”, me parece muy aventurado anunciarlo.

"La primera profecía nos dice que a partir de 1999 nos quedan 13 años, para realizar los cambios de conciencia y actitud para desviarnos del camino de destrucción por el que avanzamos, hacia uno que abra nuestra conciencia y nuestra mente para integrarnos con todo lo que existe".

Caemos de nuevo en una aventurada afirmación cronológica. Por otro lado, es verdad que tenemos que hacer cambios de conciencia, comenzando hoy, como plazo de cumplimiento profético.
Luego, el mismo texto nos habla del final de un ciclo de 5125 años, lo cual es cierto y de grandes cataclismos que tienen que venir a raíz de la llegada de un rayo sincronizador que vendrá del centro de la galaxia y de una llamarada radiante, erupciones solares y cambios magnéticos. Lo del rayo es difícil tanto el asegurarlo como descartarlo y con respecto a la llamarada radiante, puede ser; es evidente que en los años que pasaron tuvieron que extender el rango de medidas inventadas para la medición de explosiones solares y además yo quiero afirmar que esto si viene en las profecías del Chilam Balam, de la manera siguiente:
"No tendrá agua la llanura, ni tendrá agua la montaña porque en todos los pueblos y provincias no estarán los Bakabes, Vertedores y entonces vendrá Kinich Kakmó, Guacamaya de Fuego Solar, a reinar".

Los Bakabes, los Vertedores, son los Señores de los Cuatro Rumbos. Kinich Kakmó, Guacamaya de Fuego Solar, habla del Ciclo de Manchas Solares, de las explosiones solares que ahora tanto están inquietando a los científicos; será quien vendrá a reinar, el fuego solar, según estas aseveraciones, confirmación del pronóstico de una gran sequía dentro de este periodo, si es que no sucede algo aún más fuerte cerca del 2012.

Otro enigma que tenemos es el final del OSHLANIKTE, como llamaron los mayas a los 13 ciclos de 144000 días o OSHLAHKATUN, como lo llaman actualmente arqueólogos e investigadores, será el 22 de Enero del 2013, según las cuentas de Héctor Calderón y si esto marca un ciclo determinante por un lado, ¿porque tenemos, emanado de la cuenta que reformaron en el posclásico los mayas, profecías que van más allá del 2012 o 13?.

Los nuevos textos de Fernando Malkun nos dicen:

"La primera profecía nos habla del tiempo del no tiempo, un período de 20 años que empezó en 1992 y que termina en el 2012, donde la humanidad entraría en el último período de grandes aprendizajes, grandes cambios. Asimismo anunció que siete años después del comienzo de este período comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta".

No sé en que textos podrían estar hablando los mayas de conceptos como el tiempo del no tiempo; sería interesante descubrirlo en sus parábolas poéticas. No me gusta que no compartan esa literatura, si es que en verdad existe. Entonces están diciendo que a partir de 1999 comenzó el período de oscuridad. Y continúa:

"Dijeron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchadas por todos nosotros como una guía para despertar, ellos llaman a ésta época como el tiempo que la humanidad entrará al gran salón de los espejos".

Esto sí lo podemos encontrar en una profecía llamada “LA PALABRA DE LOS OSHLAHUN TIKUH EN UN KATUN 13 AHAU”, más no lo del salón de los espejos. Así habla el Ah Chilam:

"Va a suceder con todo rigor sobre todos. Llegará el Santo Cristianismo trayendo el tiempo en que se conviertan los soberbios de su mal camino. Y nadie podrá evitar que en estos días de los grandes soles, se deje ir sobre ellos la palabra de los Sacerdotes Mayas. Es la palabra de Dios".

Segunda Profecía de Malkum:

"Anunció que todo el comportamiento de la humanidad cambiaría rápidamente a partir del eclipse de sol del 11 de agosto de 1999".

Quizás una visión milenarista, pues cambiamos de milenio sin que se percibiera en realidad algún cambio fundamental en el comportamiento del ser humano. Y sigue hablando de una serie de transformaciones fundamentales en el ser humano que se antojan:

"Esto implica que el cielo y el infierno se estarán manifestando al mismo tiempo".

Siempre ha sido de esta manera.

Tercera Profecía:

"La tercera profecía Maya dice que una ola de calor aumentará la temperatura del planeta, produciendo cambios climatológicos, geológicos y sociales en una magnitud sin precedentes, y a una velocidad asombrosa".

Repito que esta afirmación si la hacen de alguna manera en sus escritos de la siguiente manera:

"Así se manifiesta, Llegará Ah Kinich Kakmó, El Guacamaya de Fuego de Rostro Solar, en el Katun 8 Ahau".

"Los mayas dicen"(atención con esta frase que repiten tanto sin explicar de que manera lo hacen o presentándo los textos originales) "que el aumento de de la temperatura se dará por varios factores, uno de ellos generado por el hombre que en su falta de armonía con la naturaleza solo puede producir procesos de auto destrucción, otros serán generados por el sol que al acelerar su actividad por el aumento de vibración produce más radiación, aumentando la temperatura del planeta".

Y digo que no todo lo que esta sucediendo, con respecto al cambio climático es tan solo atribuible a la acción del hombre; existen factores de procesos astronómicos que ahora están teniendo mucho más peso que lo que el ser humano está haciendo, sin desmeritar la capacidad destructiva de este; en esto estamos de acuerdo, aunque no encontramos un texto maya exactamente con este sentido.

Cuarta Profecía:

"La cuarta profecía dice que a consecuencia del aumento de la temperatura causado por la conducta anti-ecológica del hombre y una mayor actividad del sol, se provocará un derretimiento en los polos".

(Más adelante juzgaremos si en realidad dicen esto).

Y continúan así; "Los Mayas se basaron en el giro de 584 días del planeta Venus para calibrar sus cálculos solares, Venus es planeta fácilmente visible en el cielo, pues su órbita está entre la tierra y el sol. Ellos dejaron registrado en el códice Dresde que cada 117 giros de Venus marcados cada vez de que aparece en el mismo sitio en el cielo, el sol sufre alteraciones, aparecen enormes manchas o erupciones de viento solar; advirtieron que cada 5125 años se producen alteraciones aún mayores y que cuando esto ocurre el hombre debe de estar alerta, es el presagio de cambios y destrucción. En el códice Dresden también figura la cifra 1366560 kines que tiene una diferencia de 20 años con la cifra que aparece en el templo de la cruz en Palenque, que tiene tallado la cifra de 1366540 kines, correspondiendo esta diferencia al período de tiempo que llamaban tiempo de no tiempo, que es le que estamos viviendo desde 1992, los cambios en la actividad del sol serán más fuertes, puesto que las protecciones que tenemos a nivel planetario se están debilitando, el escudo electromagnético que nos cubre está diminuyendo su intensidad".

¿De donde sacaran que esta crono-distancia tiene que ver con un período al que llamen tiempo del no tiempo?; cualquiera que entre a estados alterados de conciencia estará en el tiempo del no tiempo y la verdad yo no he percibido que la gente este pasando por procesos de este tipo en sus actividades cotidianas, ni fuera de ellas. Y acerca de la diferencia de 20 años que hablan, no es cierto, son 20 días la diferencia solamente. Creo que nos quieren marear con cuentas que no hace la mayoría, pero este error si esta muy fácil de percibir.

Quinta Profecía:

"Esta profecía nos dice que todos los sistemas basados en el miedo sobre lo que se fundamenta nuestra civilización, se transformarán simultáneamente con el planeta y el hombre para dar paso a una nueva realidad de armonía".

Muy cierto por una parte, pero no recuerdo alguna mención al respecto en documento alguno de los mayas y el final feliz; deseamos de todo corazón que así sea.

Sexta Profecía:

"La sexta profecía Maya dice que en los próximos años aparecerá un cometa cuya trayectoria pondrá en peligro la existencia misma del hombre".

Claro que es posible y algo parecido da a entender el Ah Chilam al decir:

"De maldad, de culpa este Katun y de destrucción por piedras y despoblamiento al final por causa de los ambiciosos de gobernar".

La destrucción por piedras podría ser lluvia de aerolitos y el despoblamiento característico de los 8 AHAU KATUNES. Es probable que la única forma de que se limpie la tierra sea por medio del despoblamiento, ya que las ciudades se han convertido en un foco infeccioso, su sistema de vida tiene la culpa del desajuste ecológico.

Séptima Profecía:

"Esta profecía Maya nos habla del momento en el que el sistema solar en su giro cíclico sale de la noche para entrar en el amanecer de la galaxia, dice que los 13 años que van desde 1999 al 2012 la luz emitida desde la galaxia sincroniza a todos los seres vivos y les permite acceder voluntariamente a una transformación interna que produce nuevas realidades, Que todos los seres humanos tienen la oportunidad de cambiar y romper sus limitaciones, recibiendo un nuevo sentido".

Bellos deseos y conceptos y muchos desearíamos que se cumpliera una promesa así, pero no la he podido encontrar en los textos mayas, aunque encontremos otras afirmaciones alentadoras, como el momento en que la justicia divina pondrá en su lugar a los malos gobernantes.

Los textos que escogí, son los más significativos de estas 7 Profecías que presenta Fernando Malkum, pues al continuar, redundan sobre la esencia de este mensaje que ha conmovido a muchos, pues es evidente la sed de conocimiento que ha despertado la incertidumbre que nos presenta la situación que estamos viviendo en estos tiempos que presentimos son de los que hablan muchas profecías antiguas.

Ahora permítanme explicarles un poco acerca de las profecías que realmente vienen en la literatura que reconocemos como auténticamente maya; los Libros del Chilam Baalam, llamados así porque en ellos hablan de un gran profeta, quién fue el autor de dichas profecías. Estas han sido recopiladas principalmente de una selección de textos extraídos de diversos documentos que toman su nombre del pueblo en los que fueron hallados, como Chumayel, Tizimin, Káua, Tusik y otros conocidos con el nombre de quien los recopiló, o los tuvo en custodia. Ese es el caso del Códice Pérez.

Los Mayas antiguos basaban sus profecías en la interpretación de los símbolos calendáricos combinados con las señales que el cielo da por medio del movimiento de todos los objetos que transitan en él, no se basaban tan sólo en la adivinación y revelaciones espirituales, sino que aparte de estas, interpretaban la naturaleza y los mensajes de sus tablas de ordenamiento de los días (Tsolk'in) que están sincronizadas con el movimiento de los astros. Y es por eso que cualquier evento celeste puede dejar un mensaje claro con la ayuda de sus símbolos, aparte de que observaron con mucho detenimiento el ciclo de los fenómenos y las estadísticas que han abarcado mucho más tiempo que las de la ciencia moderna.

Conocemos 2 Ruedas Proféticas de 312 años en las cuales encontramos muchas coincidencias. He encontrado que la Primera Rueda Profética en realidad es la Segunda, pues comienza en el año 1824. La intención del Ah Chilam fue que estuviéramos prevenidos del tipo de sucesos con los que nos podríamos encontrar, pues los mayas siempre pensaron que el tiempo es infinito y nunca pensaron precisamente en un fin del mundo, pues de lo contrario, no tendrían en sus medidas del tiempo, ciclos que abarcan millones de años.

Basémonos en los antiguos textos originales; no debemos conformarnos con creer que una profecía es cierta por escuchar la trillada frase “Los mayas decían que…..”, ¡exijamos los textos originales!.


Fuente: http://www.arteyculturamaya.com/index.php