martes, 6 de octubre de 2009

Efecto Hawthorne, efecto Pigmalión y efecto Placebo


Efecto Hawthorne, efecto Pigmalión y efecto Placebo

Efecto Hawthorne

Al estudiar cómo afectan a la productividad una serie de factores como el sueldo, los niveles de luz, la humedad, el descanso, etc., nos dimos cuenta de que la auténtica causa de la mejoría en el desempeño es la sensación de los trabajadores de estar siendo atendidos por el propio estudio.


Efecto Pigmalión

Algunos estudiantes fueron mejor que otros simplemente porque los profesores les hicieron saber que se tenían altas expectativas de su desempeño.


Efecto placebo

Los síntomas de un paciente se pueden aliviar por un tratamiento que, de otra manera sería ineficaz, al parecer sólo porque el individuo cree que funcionará.



Esto me lleva a recordar que, por encima de todo, lo que queremos las personas es que no nos confundan con un objeto, que nos valoren y que nos aprecien.
Así, cuando hacemos algo, en el fondo, lo hacemos porque buscamos cariño o admiración, o bien porque tenemos miedo a perderlos.
Lo más curioso: para ser felices, basta con que nos lo creamos.

Fuente: http://www.elholgazan.com/2007/09/efecto-hawthorne-efecto-pigmalion-y.html