martes, 6 de octubre de 2009

Nada es relativo

Nada es relativo

Perdón que me meta, pero me parece que no se entendió. La Teoría de la Relatividad es usada muchas veces como punto de partida para las ridiculeces mas asombrosas. Junto con los teoremas de Incompletitud o Principio de incertidumbre son los favoritos de la pirotecnia dialéctica del bien pensar utópico, relativistas morales y afines.

Les tengo una mala noticia: la Teoría de la Relatividad tiene muy poco de relativo, establece un vínculo entre el espacio, el tiempo y la velocidad de la luz. Aparte expresa la famosa proporción invariable entre masa y energía. Sostiene que las leyes físicas son absolutas e independientes del punto de vista del observador. Lo anterior, de ninguna manera justifica las opiniones que citan la teoría enunciando que toda postura es válida independientemente del grado de coherencia que tuviera. Todo lo contrario, sostiene que hay una sola realidad aunque muchas formas de verla, no que hay muchas verdades. El universo es lo que es. Por eso a veces repito que nada es relativo, subjetivo puede ser pero eso pasa por otro lado. Pero la verdad verdadera es que ahora estoy cansado, muy cansado de oírme, me imagino ustedes. Me trajo a la memoria los versos del final de esta canción:

(…)

En la mentira que se agiganta
Y cada vez quedamos menos.
Quien arrastró la culpa hasta el baúl de mi carreta,
Si pudiera asesinarla y así librarme de la
De las cosas que no digo, de las que me repito a diario

Tan cansado estoy de oírme y no quiero quedarme callado.