jueves, 5 de noviembre de 2009

La consciencia afecta a la materia . Emoto

La consciencia afecta a la materia . Dr. Emoto

El pensamiento y la palabra tienen un poder edificador o destructor en la composición molecular del agua, según estudios científicos realizados en Japón.

El doctor Masaru Emoto realizó una serie de investigaciones sobre la transformación de la estructura del agua con la energía del pensamiento. El científico fotografió las moléculas de agua cristalizada y vio que la muestra de líquido etiquetada con nombres negativos o expuesta a malos pensamientos tenía una composición molecular desordenada. Mientras, que la muestra de agua etiquetada con palabras positivas o expuesta a una serie de oraciones o pensamientos positivos desarrolló una conformación molecular organizada. Según explica la directora de la academia MC2, Carmen Montoto.


"Emoto tomó muestras de un lago que estaba contaminado. Se pusieron a rezar 500 personas alrededor del lago y cuando terminaron de rezar, tomó retratos de muestras de ese lago y
se formaron cristales. Eso nos evidencia que la palabra y el pensamiento son vibraciones y la vibración afecta el agua y si nosotros 70 por ciento agua, pues eso nos da mucho que
pensar", explicó.

Montoto expresa que los hallazgos del doctor Emoto evidencian que todo es energía y que esa vibración puede afectar todo lo que nos rodea, premisa que han expresado por siglos las
civilizaciones antiguas. También manifiesta que las conclusiones del científico podrían beneficiarnos a nivel físico.

"Este trabajo nos hace crear conciencia de las palabras. Uno de los retratos de agua que me impresionó también, fue en el que decían "agua tu me enfermas". Esas son frases que la gentedice como "tu eres tan malo" y "tu me enfermas". Eso te afecta no solamente en la parte síquica, sino que te afecta físicamente. Esa es la importancia que tiene este trabajo porque evidencia lo que mucha gente ya sabemos. Uno tiene que guardar su verbo, tiene que cuidar el ambiente y tiene que vivir más en armonía", manifestó.

Montoto recalca la importancia de que cuidemos la palabra y el pensamiento de modo que transmitamos energía positiva para nuestro beneficio y para beneficio de todo lo que nos rodea.
http://www.wrtu.org/articulo.php?id=1380


La conciencia afecta la materia. La fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar. Unidos podemos crear la masa critica para lograr grandes cambios planetarios.

Intento evidenciar cómo la conciencia afecta la materia utilizando algunas de las fotografías y los estudios del Dr. Masaru Emoto. Nos encontramos en un momento histórico donde los seres humanos estamos mas receptivos a cambios de conciencia, donde la ciencia esta corroborando muchos conceptos que antes parecían "ilusorios".

El Dr. Emoto, investigador , analizó cómo se transforma la estructura de un cristal de agua con la energía del pensamiento. De esa manera acuño la palabra "Hado" (se pronuncia "jadou"), que es la fusión de dos ideogramas que literalmente significan "onda" y "movimiento". Hado es el patrón vibracional intrínseco de toda materia a nivel atómico. Las teorías de este gran científico
tuvieron tanta aceptación en Japón que la palabra "hado" se hizo de uso coloquial.

Toda materia es energía, a nivel molecular esta en continuo movimiento.

Todo lo que se mueve emite un sonido y tiene una frecuencia. Esta frecuencia vibratoria afecta los objetos que estan en resonancia. Si queremos mejorar nuestra vida afectando nuestra realidad, hemos de vibrar a una frecuencia más alta, y para ello, hemos de cambiar
nuestro estado de conciencia haciendo uso de la fuerza de nuestro pensamiento.

Bueno, ¿Pero de dónde salió este concepto de Hado? De las observaciones que el Dr. Emoto hizo con sus revolucionarias fotografías de pequeños cristales de agua magnificados a gran aumento. Sí, mostró la forma de diminutos cristales de agua congelada.

Lo que puso al Dr. Emoto como una autoridad en el campo no fue solo el fotografiar cualquier molécula de agua cristalizada, sino que mediante su trabajo (el fenómeno Hado) demuestra a todas luces cómo el pensamiento y los sentimientos afectan la realidad física. Produciendo diferentes "hado" a través de palabras escritas o habladas, así como también mediante música, observó como las palabras aplicadas ante la misma muestra de agua hacían que las moléculas del agua "cambiaran de expresión". La muestra de agua frente a una palabra adquiría determinada forma dependiendo de la vibración en ella.

¡Sorprendente! Ahora bien, ¿Cómo le aplicaba las palabras al agua? De varias maneras hizo el experimento, desde poner agua en una botella y luego etiquetarla (palabra escrita), hasta la presencia de alguien orando frente al agua o bendiciéndola (palabra hablada). Una de
las fotografías que más me han impresionado de los trabajo del Dr. Emoto, se trata de una botella de agua (la misma) donde primero se le aplicó una etiqueta a la botella con la palabra "Ángel" y luego se le cambió la etiqueta con la palabra "Demonio".

En ambos casos se tomó una prueba y se procedió a la magnificación del cristal de agua congelada.

Resultó evidentísimo el orden geométrico (con la palabra "Ángel") y el desorden estructural (con la palabra "Demonio" en la etiqueta) en la misma agua. Esto nos explica el poder de las palabras, como la energía de las palabras son transformadoras de una realidad física.

Se ha definido que las palabras son la manifestación acústica de un pensamiento, luego entonces son una vibración, las palabras son energía con determinada frecuencia vibratoria que afectan la realidad física. Si una persona alberga pensamientos negativos, aquellos llenos de odio, rencor, envidia, coraje, celos extremos, maldad en general, sus pensamientos se manifestarán irremediablemente en las palabras que usa, te repito, las palabras son la manifestación acústica de los pensamientos, y de tal suerte, generará una frecuencia vibratoria tal que afecte el agua de todo su organismo, y estamos hablando que el ser humano es ¡75% agua! ¿Te va quedando claro cómo una palabra puede afectar tu cuerpo en su dimensión física? La transformación física se logra mediante la repetición constante o la exposición continua a ese tipo de palabras debilitadoras y que hoy sé generan enfermedad. ¡Qué claro me queda hoy que la enfermedad es un desorden a nivel celular! Es tan evidente ese desorden, pero más evidente aún en las moléculas e agua del Dr. Emoto. De ahí la gran valía de sus fotografías y estudios demostrativos. Presentartó otra fotografía de una molécula de agua congelada cuando esa agua se expuso ¡tan sólo a una etiqueta! con las siguientes palabras escritas en ella:

"¡Tú me enfermas!": El resultado evidenció total
desarmonía e incogruhencia.

Imagina, si se puso el agua horrible tan solo mediante su exposición a una etiqueta ¿qué pasaría si se expone a alguien que lo siente con odio y rencor? Y luego la gente se pregunta por qué se siente mal y por qué se enferma. Hoy sé que prácticamente todas las enfermedades son manifestación en la realidad física de un estado de conciencia de determinada frecuencia vibratoria. Otra fotografía se comparó con la anterior, pero ahora se trataba de una molécula de agua congelada expuesta al:
Chi de Amor

Impresionante la diferencia, lo que hace la energía del amor en el agua. Cuánto orden y armonía, cuánta belleza cautivante se aprecia en el amor, por lo menos así lo demuestra en una molécula de agua.

La fotografía de la molécula de agua congelada cuando se expone a la palabra : "Gracias"

También hay belleza estructural, hay una hermosura en la geometría hexagonal mostrada en las fotografías del Dr. Emoto.

El gran físico del siglo XV, Johannes Kepler, pensó que en la geometría de Euclides se vislumbraba una imagen de la perfección y del esplendor cósmico. Mas tarde escribió: "La Geometría existía antes de la Creación. Es co-eterna con la mente de Dios". La Geometría ofreció a Dios un modelo para la Creación. "La Geometría es Dios mismo". A esos éxtasis matemáticos llegaba Kepler. Hoy me daría una gran curiosidad de ver a Kepler observando las fotografías del Dr. Emoto. Por lo menos, a mí me ha hecho pensar en la geometría sagrada .

La fotografía de una molécula de agua congelada expuesta a la palabra "Paz". En esta fotografía, el Dr. Emoto comenta en su libro que se le hace curioso que en la molécula de agua expuesta a la palabra "Paz", pareciera una superposición o fusión de las figuras que adquiere el agua frente a las palabras "Amor" y "Gracias". Por lo menos, en mi experiencia personal, efectivamente cuando siento amor y gratitud en mis meditaciones, experimento paz. Se me hizo curioso ver que en el agua misma hay algo de esto. De las más recientes fotografías fue cuando el agua expuesta a
la palabra paz, súbitamente se le expuso a la palabra "Guerra" y se tomó la fotografía con lo que empezaba a pasar.


Un fragmento se empezaba a deshacer como una colisión. Esta foto fue tomada en un experimento en junio del 2001 y se especuló en el parecido con las imágenes del 11 de
septiembre subsiguiente.

La fotografía de una molécula de agua expuesta frente a una persona que experimenta un sano y gran amor a sí mismo y se lo escribía a sí mismo estando frente al agua, se generó una formación bella y armoniosa.

Hasta el momento son algunas de las fotografías que se han publicado, mediante la fuerza de la palabra escrita afectando la estructura física a nivel microscópico del agua. Todo esto tan solo mediante la exposición a la palabra escrita.

Luego se mostró algo mediante la exposición a la palabra hablada.

La estructura del agua que fue bendecida por la oración de un monje budista, realmente muestra belleza.

La foto de un lago contaminado y luego una foto del mismo lago posterior a la presencia de 500 personas rezando alrededor del lago y expresando amor, es ¡¡¡Impresionante !!!!! Asombrosa la diferencia.

Una molécula de agua congelada luego de ser expuesta a una sinfonía de Mozart o a la canción "Imagine" de John Lenon: queda impresa con la armonía y el mensaje y lo manifiesta.

He querido compartir esto con el ánimo de presentarte la contundente evidencia de como la conciencia afecta la materia. Hay más evidencias al respecto, se plantea que todo tiene energía, todo está vibrando, y lo que tengamos incluso cerca de nosotros, nos afecta en estructura y salud. El mundo está despertando a estos conocimientos gracias a los adelantos tecnológicos que nos permiten ver cosas que no se pueden captar a simple vista. La realidad la creamos nosotros mediante nuestros pensamientos.

Los estudios del Dr. David Hawkins que nos demuestran contundentemente la relación que hay entre la fuerza muscular de una persona y los pensamientos y emociones que experimenta en su mundo interior; un documento trascendente es su libro: "Power vs. Force". La Kinesiología, ciencia que demuestra esto, es cada vez más evidente. El efecto del sonido sobre el cuerpo humano y los diferentes estados de conciencia demostrados en los mapas neurológicos por Robert Monroe. Todos estos investigadores apuntan hacia lo mismo: la energía de la conciencia afecta la materia.

Fuente: http://tercerama.blogspot.com/2006/12/la-conciencia-afecta-la-materia-dr.html

Bonus de Krisaltis: ¿Y en dónde están esas pruebas que tanto se hacen mención?