martes, 8 de junio de 2010

Psique y sistema inmune

Se establece por vez primera el vínculo entre un trastorno psiquiátrico y el sistema inmune


Un equipo de genetistas de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, ha demostrado por primera vez que existe una relación causa-efecto directa entre un trastorno psiquiátrico y el sistema inmune.

En el estudio se constató que un trastorno de los ratones, similar a la tricotilomanía de los humanos, estaba relacionado con unas células del sistema inmune conocidas como microglía, que se generan en la médula ósea y después se trasladan por la sangre hasta el cerebro. La tricotilomanía es el hábito recurrente e irresistible de arrancarse el propio cabello o los vellos de distintas zonas del cuerpo.

En concreto, los científicos descubrieron que dicho trastorno estaba causado en los ratones por un gen mutante, el Hoxb8, cuya mutación dio como resultado microglía defectuosas. Dado que estas células son células del sistema inmune, el vínculo fue establecido.

Este descubrimiento podría propiciar la creación de nuevos tratamientos para las enfermedades mentales, señalan los científicos.

Más información
Yaiza Martínez

Fuente: http://www.tendencias21.net/notes/Se-establece-por-vez-primera-el-vinculo-entre-un-trastorno-psiquiatrico-y-el-sistema-inmune_b2151431.html

Comentario de Krisaltis: Esto me hace pensar que la relación psique-enfermedad podría darse desde el mismo organismo. Actualmente sé de dos versiones acerca de esta relación: una, que indica que por, por ejemplo, depresión, la persona está expuesta a sufrir más probablemente alguna enfermedad; la segunda, que todo parte de lo biológico, por lo cual se da un trastorno psíquico, como dice ese breve texto. Ahora, de repente el que algunas personas depresivas sufran de alguna enfermedad, quizá signifique que tanto la depresión y la enfermedad son generadas por una misma complicación dentro del organismo humano. Pero claro, la posibilidad de que en todos los seres humanos se den cualquiera de los casos mencionados antes arriba, podría considerarse normal.