martes, 28 de julio de 2009

Sobre la creencia y la investigación


Sobre la creencia y la investigación

Por Krisaltis


Es usual en el común de las personas que, en cuanto a la investigación de sucesos no usuales como apariciones de entidades no físicas o similares, hagan la pregunta, ¿y usted cree? No se trata, pues, de una cuestión de creencia o dogma. En el proceso concerniente a la investigación lo que prima no es lo que uno crea según tal o cual superstición, sino la validez del hecho. Si uno considera la existencia no-física de algunas entidades, no es porque se crea en ellas en el sentido de superstición, sino porque se han comprobado y/o vivenciado. Además, se tiene en cuenta que el método científico no tiene una validez plena en todo este asunto. Esto es así por las propiedades emergentes –las peculiaridades que se manifiestan al aumentar la complejificación de un sistema- en cada nivel organizativo. La ciencia per se abarca cierta área en la cual puede desenvolverse plenamente. Sin embargo, esto no quita el hecho de que sí haya procesos que puedan ser explicados de pleno por la ciencia. Es común ver que mucha gente tienda a confundir un campo con otro. A la ciencia le compete lo que se encuentra en su campo, mientras que la investigación de sucesos no-físicos o mal llamados sobrenaturales –porque no se trata más que de sucesos naturales en otro nivel de manifestación-, a otro. Y es algo para que uno se extrañe el ver que muchos supuestos investigadores traten de encontrarle fundamento científico a algunas “apariciones”. Resulta absurdo si uno lo ve desde la perspectiva planteada en este breve texto. Así, cuando uno investiga sucesos que no le conciernen a la ciencia plenamente, no quiere decir que se base en meras suposiciones. De igual modo se usa el sentido crítico, analítico e incluso intuitivo, pero considerando las propiedades emergentes, aquello por lo cual diferencia a un nivel organizacional de otro. De este modo, pretender investigar con los supuestos solamente biológicos el ámbito psíquico, entraría en un reduccionismo –biologismo- tal que dejaría enceguecido en gran medida la investigación, obviando la peculiaridad de cada sistema, nivel, dimensión. En conclusión, lo que pretendo aquí es demostrar que hay diferencias de nivel entre uno y otro campo. Pretender explicar absolutamente todo de modo científico el ámbito “sobrenatural” sería caer en un absurdo. A lo mucho se podrán probar las consecuencias físicas u orgánicas, pero no el suceso pleno. Repito, no se pretende anular la lucidez; en cambio, en esto hay lucidez y percepción clara, al evitar prejuicios y dogmas, ya que se trata de una investigación, y porque se prefiere más lo noble y claro ante lo oscuro y turbio, que en este caso es la verdad de lo que ocurre.


Mazel Tov


2008