domingo, 15 de septiembre de 2013

La hoja de ruta para la Astrobiología de la NASA


La hoja de ruta para la Astrobiología de la NASA

(Versión 2008. Introducción y objetivos. Traducción de ASPAST)



Introducción

La Astrobiología conecta tres preguntas básicas que se han mantenido de diversas maneras por varias generaciones: ¿cómo emerge la vida y cómo evoluciona?, ¿la vida existe en algún otro lugar del universo?, y ¿cuál es el futuro de la vida en la Tierra y fuera de ésta? En consecuencia, la Astrobiología como disciplina reúne la búsqueda por potenciales planetas habitados más allá de nuestro Sistema Solar, la exploración de Marte y otros planetas, investigación de laboratorio y de campo sobre el origen y temprana evolución de la vida, y el estudio del potencial de la vida para adaptarse a futuros desafíos, tanto en la Tierra como en el espacio. La investigación interdisciplinar es requerida ya que se combina biología molecular, ecología, ciencias planetarias, astronomía, ciencias de la información, tecnología de exploración espacial, y otras disciplinas afines. El amplio carácter interdisciplinar de la Astrobiología nos compele a esforzarnos por lograr una comprensión más amplia e incluyente de los fenómenos biológicos, planetarios y cósmicos.
La hoja de ruta para la Astrobiología de la NASA provee una guía para la investigación y el desarrollo tecnológico a través de las empresas que lleva a cabo la NASA que abarca el espacio, la Tierra, y las ciencias biológicas. La hoja de ruta se formula en los 7 Objetivos Científicos que perfilan dominios clave en su investigación. Estos dominios de investigación probablemente requerirán décadas de esfuerzo antes de ser consumadas. Para cada uno de estas metas, los Objetivos Científicos perfilan 18 esfuerzos específicos de alta prioridad para los siguientes tres a cinco años y que están integrados con el planeamiento estratégico de la NASA. La hoja de ruta también incluye Estudio de Muestras, lo cual ofrece muestras para estudios específicos que son importantes y oportunas para su correspondiente Objetivo Científico. Es importante enfatizar que estas investigaciones están principalmente orientadas a ser ilustrativas para tareas relevante, y que muestras adicionales de igual importancia se pueden concebir.

Los siguientes cuatro principios básicos son fundamentales para la implementación del programa de Astrobiología de la NASA.

(1) La Astrobiología es multidisciplinar en su contenido e interdisciplinar en su ejecución. Su éxito depende crucialmente de coordinación cercana entre diversas disciplinas científicas y programas, incluyendo misiones espaciales.
(2) La Astrobiología impulsa la administración planetaria a través del énfasis en la protección contra la dinámica de la contaminación biológica y el reconocimiento de problemas éticos asociados a la exploración.
(3) Hay un amplio interés social por la Astrobiología en sus logros, especialmente en áreas como el logro de un entendimiento más profundo de la vida, la búsqueda de biósferas extraterrestres, evaluar las implicaciones sociales de descubrir muestras de vida, y prever el futuro de la vida en la Tierra y en el espacio.
(4) El interés intrínseco del público en la Astrobiología ofrece una crucial oportunidad para educar e inspirar a la siguiente generación de científicos, tecnólogos, y ciudadanos informados; por lo tanto un fuerte énfasis en la educación y la divulgación pública es esencial.


Metas y Objetivos


1.- Entender la naturaleza y distribución de los ambientes habitables en el universo. Determinar el potencial para planetas habitables más allá del Sistema Solar, y caracterizar aquellos que son observables.

2.- Determinar la existencia en el pasado o en el presente de cualquier ambiente habitable, química prebiótica y señales de vida en algún lugar dentro de nuestro Sistema Solar. Determinar la historia de cualquier ambiente que tenga agua líquida, ingredientes químicos, y fuentes de energía que pueden haber sostenido sistemas vivos. Explorar materiales de la corteza planetaria y su atmósfera para detectar cualquier evidencia de vida en el pasado o en el presente.


3.- Entender cómo la vida emerge de los precursores cósmicos y planetarios. Realizar investigaciones observacionales, experimentales y teóricas para entender los principios físicos generales y químicos que subyacen en el origen de la vida.

4.- Entender cómo la vida sobre la Tierra y su ambiente planetario han co-evolucionado a través del tiempo geológico. Investigar las relaciones envolventes entre la Tierra y su biota integrando evidencia desde las geociencias y las biociencias que muestren cómo la vida evolucionó, respondió ante cambios ambientales, y modificó las condiciones ambientales a escala planetaria.

5.- Entender los mecanismos de evolución y límites ambientales para la vida. Determinar los mecanismos moleculares, genéticos y bioquímicos que controlan y limitan la evolución, la diversidad metabólica y la aclimatación para la vida.

6.- Entender los principios que darán forma al futuro de la vida, tanto en la Tierra como más allá. Elucidar cuáles son los conductores y efectos de los cambios en los ecosistemas microbianos como base para predecir cambios futuros en una escala de tiempo desde décadas a millones de años, y explorar el potencial para la vida microbiana en cuanto a supervivencia y evolución en ambientes fuera de la Tierra, especialmente considerando aspectos relevantes para la política espacial estadounidense.

7.- Determinar cómo reconocer las señales de vida en otros mundos y en la Tierra temprana. Identificar bioseñales que pueden revelar y caracterizar el pasado o presente de la vida en muestras antiguas de la Tierra, muestras extraterrestres medidas in situ o retornadas a la Tierra, y mediar a distancia la atmósfera planetaria y su superficie. Identificar bioseñales de tecnologías distantes.

Original en inglés en: http://nai.nasa.gov/