sábado, 24 de septiembre de 2011

Canalizadores manipulados XIII


Canalizadores manipulados XIII


“En la psicología gnóstica, la ciencia noética de las Escuelas Mistéricas los Arcontes son una fuerza alienígena que interfiere subliminalmente sobre la mente humana y desvía nuestra inteligencia lejos de sus aplicaciones apropiadas y sanas. Trabajando a través de la telepatía y la sugestión, los Arcontes intentan desviarnos de nuestro curso de evolución apropiado. Su técnica más exitosa es utilizar la ideología religiosa para introducir su manera de pensar y, en efecto, sustituir su mentalidad por la nuestra. Según los gnósticos, el salvacionismo judeocristiano es la táctica principal de los arcontes, un implante alienígena. Desde la perspectiva gnóstica sobre la sociedad humana, los arcontes son fuerzas alienígenas que actúan a través de los sistemas autoritarios, incluyendo sistemas de creencias, de modo que provoquen que los seres humanos se vuelvan en contra de su potencial innato y violen la simbiosis de la naturaleza. Debido a que los arcontes necesitan la complicidad humana para ganar poder sobre la humanidad, cualquiera que los asista puede ser considerado un tipo de arconte, un accesorio. ¿Los humanos cómo asistimos a los arcontes?  Una forma es al aceptar los programas mentales de los arcontes que es, adoptando la inteligencia alienígina como si fuera basada en la humana e implementando realmente esos programas al imponerlos en la sociedad. Otra forma es el cumplir activa o pasivamente las agendas así propuestas e impuestas”. 

JOHN LASH