martes, 20 de marzo de 2012

Protocolo básico para casos de telepatía



Protocolo básico para casos de telepatía



Por Krisaltis-Octavio Chon


La presente se muestra como un intento básico para establecer si lo que realmente le ocurre a uno es telepatía o no. El objetivo de este procedimiento es poder distinguir las meras elaboraciones mentales y sugestiones de alguna posible transmisión mediante vías no visibles de información. Para emplear este método se recomienda ser lo más imparcial posible, es decir, remitirse a los resultados de la prueba. La cuestión no está en probar definitivamente que algo como la telepatía existe, por el contrario, simplemente se está efectuando un método básico para poder descartar la sugestión. Tampoco se trata de hacer ciencia con esto, la ciencia es más que un método, es una comunidad científica y es una contrastación de resultados. En otras palabras, la idea de este método consiste en dar un primer paso para que la gente común pueda saber de una manera humana y metódica si lo que vivencian es un fenómeno telepático o un simple juego sugestivo.

Quizá haya quien objete este proceder diciendo que es demasiado lógico y teñido de bastante razón. Para aquellos que piensen esto se les debería decir que la razón es una parte del proceder humano y que el problema no subyace en usarla sino en imponerla a toda la complejidad humana, con lo que se tiene una racionalización del mundo, que al final se trata de una simplificación reduccionista de un ámbito. Si la idea de la telepatía es transmitir mensajes no habría ningún problema en ponerla a prueba. Los resultados no irán en contra de la espiritualidad que pueda ejercer la persona. En la vida diaria cuando uno hace negocios es importante tener las cuentas exactas con tal de no percibir pérdidas. Es casi lo mismo en este caso, solo que en vez de negocios se trata de conocimiento e ignorancia. Mientras uno más se base en especulaciones más ignorancia portará y ello representa una pérdida del conocimiento.

De lo que se trata en este método no es de usar a las personas como conejillos de indias, sino de entender su comportamiento, su estado anímico, etc. con tal de generar un contexto positivo a fin de realizar la prueba. El ambiente en el que se desarrollará la experimentación es algo a tener en cuenta, siempre debe ser lo más óptimo para los sujetos con tal de que no haya futuras quejas respecto a las condiciones en las que se lleva el procedimiento. Es bueno también que constantemente se les pregunte a las personas en experimentación si se sienten cómodas y velar por su óptimo desempeño. Sin más, lo que sigue a continuación es el método para poder empezar a establecer si existe o no telepatía en alguien.

1.- Se necesitarán dos personas, una que haga de emisor y otro de receptor. Debe procurarse que la dupla tenga buena “química”, esto proveerá no solo de confianza a los sujetos sino también facilitará el desempeño de la prueba. El ambiente de preferencia será tranquilo y silencioso pero teniendo en cuenta la comodidad de los sujetos, quizá ellos sepan un lugar mejor donde realizar el procedimiento.

2.- Quien se encarga de preparar la prueba habrá hecho previamente una serie de cartillas o pequeños papeles del tamaño de la palma de una mano aproximadamente. El contenido de las cartillas no debe ser visto por nadie excepto por el experimentador.

2.1.- En cada cartilla estará el nombre escrito del objeto que uno desee emplear para la prueba. Se usarán objetos que no son muy comunes para los sujetos de la prueba. Por ejemplo, si los sujetos están bastante familiarizados con frutas, entonces no se empleará ninguna fruta que sea conocida por ellos sino alguna que sea de preferencia desconocida.

2.2.- La idea de esto es que si se trata de telepatía entonces no habría impedimento para que los sujetos no puedan ser transmitidos o recibidos mediante algún mensaje telepático. El problema de usar naipes, por ejemplo, es que se cuenta con un número limitado de variables en las que existe un número limitado de poder adivinar de cuál carta se trata. En cambio, al usar cualquier objeto, y de preferencia poco conocido para los sujetos, la posibilidad de coincidencia se verá dramáticamente reducida al ser las variables ilimitadas, infinitas.

3.- Cada cartilla contará con un nombre escrito y por debajo de la palabra se escribirá si lo que se quiere enviar es el nombre del objeto o su imagen. Por ejemplo, si uno quiere que el emisor envíe la imagen de algo la cuestión sería la siguiente: Páprika violeta (imagen). Otro ejemplo: Van Heusen (nombre), 4500 (número). Un ejemplo de esto se ve al final de este texto.

3.1.- Si se trata de figuras geométricas la lógica será la misma, por ejemplo, para: Dodecaedro rojo (imagen). Si se trata de animales: Iguana crema (animal).

3.2.- Como se puede apreciar cada objeto puede estar seguido de un color. Esto es así para reducir la posibilidad de coincidencias. Es más fácil adivinar la imagen de una iguana verde que adivinarla como iguana de color crema. Si se trata de telepatía entonces no habría ningún impedimento en que se logre una transmisión exitosa.

4.- Las cartillas deberán ser dobladas de modo que no pueda ser visible su contenido y guardadas en una bolsa negra o en una cajita portátil. La idea de esto es que nadie vea previamente el contenido.

4.1.- La disposición de las cartillas en la bolsa o cajita será al azar porque de la misma manera se procederá a sacar una por una cada cartilla.

4.2.- Se recomienda que el número de cartillas sea de diez. Este número es para establecer una media preferente, pero bien puede usar el experimentador quince o veinte cartillas.

4.3.- La parte trasera de cada cartilla será enumerada del uno al diez para mantener un orden, pero al momento de sacar cada cartilla el proceso será al azar.

4.4.- Paralelamente se harán otras diez cartillas más en blanco con su respectivo número. Esto es para que el receptor pueda escribir lo que reciba del emisor y al momento final de contrastar las cartillas se pueda ver cuál corresponde a cuál.

5.- Se necesitará una hoja con la enumeración respectiva en relación a la cantidad de las cartillas disponibles. Por ejemplo, para diez cartillas se usarán diez casilleros en el documento.

5.1.- El documento de anotaciones deberá ser separado en dos, por ejemplo, en una de tamaño A-4 se podrá dividir la hoja, una parte para anotar lo que el emisor está enviando y la otra para escribir lo que el receptor escribirá. Asimismo en un costado se tendrá en cuenta el orden de las cartillas enumeradas del uno al diez. Un ejemplo de esto se encuentra al final del texto.

6.- Los sujetos de la experimentación deberán permanecer de espaldas uno a otro con tal de no cruzar miradas en ningún momento. Puede usarse una manta o algún objeto que impida que ambos puedan mantener algún tipo de contacto visual, esto incluye cuidar que no haya espejos.

6.1.- Debe cuidarse que el experimentador no sepa lo que el receptor está escribiendo. Esto es así para evitar lo que le ocurrió al famoso caballo Clever Hans, este animal percibía los pequeños cambios de movimiento inconscientes de su amo y que al final eso servía de indicador para poder der la respuesta acertada.

6.2.- El número de personas que presencien el evento será el mínimo posible para poder agilizar la prueba. Ninguno deberá mantener contacto visual o verbal con el receptor durante la prueba.

6.3.- El experimentador será el que se encargue de decirle al receptor que puede empezar a concentrarse para escribir lo que reciba.

6.4.- Muchas veces el emisor necesita concentrarse para poder enviar algún tipo de mensaje, por lo que se le permitirá concentrarse el tiempo que quiera para poder enviar la información. Se le avisará al receptor sobre el momento en el que puede empezar a recibir el mensaje.

6.5.- Se procederá a explicar con más detalle en qué consiste la prueba a los sujetos por lo menos una hora antes de realizar el test, esto proporcionará una reacción espontánea de parte de ellos a lo largo de toda la prueba.

7.- La cartilla que se saque será al azar. Una vez que se saque, por ejemplo, la cartilla número tres, se le dará al emisor para que pueda verla. Luego se le dará la cartilla en blanco con el respectivo número tres al receptor.

7.1.- Una vez que el emisor diga que está listo para enviar el mensaje se le dirá al receptor que ya puede proceder a escribir. 

8.- El receptor solo podrá contar con dos intentos para escribir lo que reciba. Es decir, si a la mente se le viene la imagen de un caballo, podrá escribir “caballo”, y si le viene a la mente algún color, escribirá según sea el color que reciba. En caso el mensaje que reciba no lo logre percibir bien, se le indicará que escriba lo que más sienta es el acertado.

8.1.- Puede ser que el receptor diga que se le vienen muchas imágenes a la mente. En tal caso, se le sugerirá que escriba la que más sienta sea la respuesta.

9.- Al finalizar el envío del mensaje se procederá a recoger la cartilla del receptor, doblarla de modo que nadie lo vea y guardarla en una cajita o bolsa oscura aparte. Lo mismo se hará para el emisor.

9.1- Se les preguntará al finalizar cada envío de mensaje si se sienten cómodos o si hay algo que pueda hacerse para que se sientan mejor, quizá encender un incienso haga que la situación mejore. La idea es que se sientan lo mejor posible y en las condiciones más óptimas. Lo que sí debe cuidarse es que nada de esto se relacione con lo que contienen las cartillas.

9.2.- A la mitad de la sesión, se recomienda tomar un descanso de 10 minutos.

9.3.- El experimentador debe cuidar de que no existan puntos ciegos, ha de estar atento  constantemente la experimentación.

9.4.- Emisor y receptor pueden cambiar de roles para otra prueba en caso lo deseen así.

10.- Al final de la prueba se pasará a reunir al emisor y al receptor. Se abrirá la cajita o bolsa oscura en donde se guardaron las cartillas para proceder a contrastarlas.

10.1.- Según lo mencionado en 5.1 se procederá a concluir si el caso en particular se trata de telepatía o no.

10.2- Si se acierta más de tres veces es posible que exista telepatía y se procederá a repetir la prueba para poder tener una conclusión más segura. Si se aciertan 5 o más veces la probabilidad de telepatía es alta. En caso de no acertar ninguna o solamente un par de veces ello podría ser casualidad. El criterio para determinar esto se basa en el sentido común.

10.3.- El criterio para determinar si se ha acertado o no será así: En cada renglón existirán dos casilleros, para el emisor y receptor. Existen dos intentos para el receptor a fin de determinar el mensaje que reciba del emisor. Si por ejemplo se ha enviado “Platón (nombre)” y el receptor escribió Platón-Filósofo, entonces será un resultado óptimo. Por el contrario, si el emisor envió “Caballo rosado” y el receptor apuntó “figura animal-rojo rosa” la probabilidad de haber acertado es alta pero no concluyente. En el caso de errar sería así: Emisor envía “4500 (número)” y el receptor apunta “Barco de guerra-velero” el resultado será negativo.

11.- Repetir la prueba en caso de haber resultado negativa la prueba dependerá del experimentador y de los sujetos en cuestión.

12.- No hay límite de tiempo para la prueba siempre y cuando se cumplan las pautas mencionadas.



A continuación, un ejemplo en miniatura para documentar el experimento:

Cartilla número:
Emisor
Receptor
1


2


3


4


5


6


7


8


9


10





A continuación, un ejemplo en miniatura de las cartillas tanto del emisor como del receptor respectivamente, los puntos en medio de la parte frontal significan las partes por donde se deberá doblar la cartilla o papel:

Frontal                                                                       Espalda

 
Frontal                                                                       Espalda