jueves, 15 de octubre de 2009

Cómo nuestras escuelas crean ovejas

Cómo Nuestras Escuelas Crean Ovejas


Por qué la mayoría de los norteamericanos es incapaz de percibir y protestar en contra de la llegada del fascismo a Norteamérica.

John Kaminski
skylax@comcast.net
12-27-2


En 1896 el famoso John Dewey, entonces en la Universidad de Chicago, dijo que las personas independientes y autosuficientes eran un anacronismo anti-productivo en la sociedad colectiva del futuro. En la sociedad moderna, dijo Dewey, las personas serán definidas por su asociación "no por sus propios logros individuales". En tal mundo, las personas que leen demasiado o demasiado temprano para su edad son peligrosas porque ellos llegan a ser privadamente poderosos, saben demasiado, y saben averiguar aquello que ellos no conocen, por si mismos, sin consultar expertos. --Kurt Johmann

La pregunta en las mentes de muchas personas con conciencia y que están espantados en la súbita salvajada de las nuevas políticas, basadas en el terror, del gobierno norteamericano, es ¿Cómo el pueblo norteamericano, tan silenciosamente y de buena gana, ha asentido ante actitudes ímprobas y asesinas de George W. Bush y su cartel delictivo petrolero.

El poder hipnótico de la televisión es por supuesto el componente principal de la inactividad temerosa que asola a la masa norteamericana y tiene al resto del mundo tiritando de miedo preguntándose dónde el poderoso monstruo militar de la élite golpeará próximamente. Este es un tema para otra oportunidad.

El real crédito para este continuo coma norteamericano pertenece a algo que ha estado justo delante de nuestros ojos todo el tiempo. Es algo que nosotros hemos apoyado, en el cual hemos gastado nuestro dinero y por lo cual hemos rogado, algo en lo que hemos participado muchas veces nosotros mismos.

La razón por la cual Bush ha podido salir airoso con mentira tras mentira en su tarea de borrar nuestra Constitución e instalarse como el dictador del mundo es nuestro sistema escolar público. Lo qué ellos nos hicieron a todos se relaciona directamente con lo que está pasando ahora en el mundo.

Esta conexión es absolutamente obvia cuando usted lee el ensayo de Kurt Johmann, ""Unschooling: el aprendizaje autodirigido es mejor", en su website http://www.johmann.net

Johmann, un diseñador del software que vive en Florida, cita a John Taylor Gatto, un galardonado maestro que enseñó en las escuelas gubernamentales de la Ciudad de Nueva York durante 26 años y dejó de enseñar en 1991 "para no dañar a más niños." Gatto, autor de "Atontándonos: El Oculto plan de estudios de Instrucción Compulsiva" y otros libros que investigan las falacias de la educación pública, insiste que las escuelas públicas norteamericanas enseñan un oculto plan de estudios de siete lecciones:

1. Confusión. Gatto hace notar varias cosas que contribuyen a lo que él llama la lección de confusión, incluyendo: una falta de contexto materias-relacionadas para lo que se enseña; demasiados hechos no relacionados y materias no relacionadas; una falta de sentido y pensamiento crítico sobre lo que se enseña.

Sobre esta falta de pensamiento crítico Gatto dice: "Pocos maestros se atreverían a enseñar las herramientas con que podrían criticarse dogmas de una escuela o un maestro, desde que todo debe ser aceptado."

¿Con este tipo de formación, cómo podría ser posible para un niño, saber qué cosas valiosas NO ESTÁN en los planes de estudios de las escuelas públicas? Y por extensión, ¿Cómo sería posible para ese mismo niño ahora adulto, discernir que lo que sus líderes le dicen sobre la historia norteamericana tiene poca semejanza con lo que les sucedió a las víctimas de aquellos que escribieron la historia?

2. Posición de clase. Gatto apunta a la forma como los estudiantes son mantenidos en una clase por edad y, dentro de esta clasificación de edad, son más allá clasificados y separados dependiendo de la destreza de los estudiantes (por ejemplo, clasificación en las llamadas cursos de talentosos).

Sobre esta lección Gatto dice: "Esta es la lección real de cualquiera competencia de equipos como lo es la escuela. Usted aprende a saber cual es su lugar."

Como alguien que ha padecido esto mismo, usted tiene que preguntarse cuántas oportunidades de aprendizaje porque los niños no se identifican apropiadamente por el uso de rígidos criterios mecánicos.

3. Indiferencia. Para esta lección Gatto se refiriere a los efectos del timbre resonante que anuncia el fin de la clase actual y la necesidad del estudiante de parar cualquier cosa que esté haciendo y proceder a la próxima clase, dónde maestro y materias diferentes le espera.

Sobre el timbre Gatto dice: "De hecho, la lección de campanillas es que ningún trabajo por valioso que este sea se termina ¿Para que preocuparse demasiado profundamente de algo? "

Y hasta donde la evolución educativa entra en los niños, esta rigidez causa que los niños asignen un valor igual a todas las clases, sea matemáticas o gimnasia, sin tener en cuenta su relativa importancia.

4. Dependencia emocional. Esta lección es el resultado de estudiantes que tienen que someterse a la autoridad designada, el maestro, con respecto a sus deseos personales durante tiempo de la clase. Cuando Gatto dice: "Con estrellas y anotaciones rojas, sonrisas y ceños fruncidos, premios, honores, y castigos, le enseño a los niños a rendir su voluntad ante la cadena predestinada del orden."

Cuando con el tiempo esta tendencia de aprendizaje alcanza la madurez, les impide a muchas personas comprender que pueden haber más de dos candidatos cualificados que los dos socialmente aceptados para cualquier cargo dado.

5. Dependencia intelectual. Esta lección es similar a la lección de dependencia emocional, ya que ambas lecciones enseñan la sumisión de los estudiantes a la autoridad designada. En el caso de la lección de dependencia intelectual, los estudiantes aprenden la sumisión específicamente a las autoridades del establecimiento, incluyendo al maestro, en las materias intelectuales.

Esto hace nulo definitivamente el pensamiento "fuera del sistema-cajón" cuando se presentan alternativas a cualquier problema dado.

Cuando Gatto dice: "Niños exitosos realizan el razonamiento que yo les asigno, con un mínimo de resistencia y una muestra decente de entusiasmo. De millones de cosas de valor para estudiar, yo decido el tiempo para unas pocas, o realmente es decidido por mis empleadores sin rostro. Los niños malos, por supuesto combaten esta decisión, aun cuando les faltan los conceptos para saber lo que ellos están combatiendo, esforzándose en tomar las decisiones por ellos mismos sobre lo que ellos desean aprender y cuando ellos desean aprenderlo. ¿Cómo podemos permitir esto y sobrevivir como maestros de escuela? Afortunadamente [Gatto está siendo irónico] allí se prueban los procedimientos para romper la voluntad de aquéllos que se resisten "

6. Autoestima provisional. Cuando Gatto dice: "La lección del informe (libreta) de notas, grados y exámenes es que los niños no deben confiar en si mismos o sus padres, pero si deben confiar en la evaluación de certificados oficiales. Las personas necesitan que les digan que ellos tienen valor.

Como resultado, cuando las personas envejecen, ellos no pueden determinar el valor de una actividad dada sin alguien, cuya autoridad ellos ambicionan, apruebe sus decisiones. Póngalo más simple, ellos no pueden ser capaces de pensar por si mismos.

7. Nada se puede ocultar. En esta lección Gatto se refiere al efecto de la vigilancia constante que se tiene sobre los estudiantes observados constantemente por maestros y otros empleados de la escuela. Sobre la razón subyacente para esta vigilancia Gatto dice: "Debe mirarse los niños estrechamente si usted quiere mantener una sociedad bajo el firme mando central. Los niños seguirán un tambor mayor (líder) extraño si Ud. no los puede hacer entrar en la banda que marcha uniforme.

¿Cuántas pasiones se han perdido en estudiantes que se les dijo que sus aptitudes naturales estaba llevándolos en "mala" dirección y cuyos talentos fueron embotados por la compulsión sociedad-aceptación hacia la conformidad regimentada?

Además de enseñar este oculto plan de estudios, Gatto afirma, las escuelas también separan a los niños de sus familias, debilitando los lazos familiares por ello. Este ataque contra la familia es una parte de la campaña más grande en Norteamérica atomizar a las personas en individuos, para que cuenten solamente con ellos mismos, ellos son débiles y desvalidos e incapaces resistirse el establishment, (notas de Johmann).

¿Habiendo leído esta lista lavada de lo que las escuelas públicas hacen a nuestros niños, ¿No está claro que el gobierno se está comportando e la misma manera como nuestro monolítico sistema escolar? y ¿No esta claro que este proceso no está produciendo seres humanos pensantes? ¿En cambio, la inmensa mayoría son como zombis que se mueven cual flameantes banderas quienes se alegran como el poderío militar norteamericanos asesina niños inocentes en lejanos lugares y convierte a sus propios ciudadanos en abogados robóticos e irreflexivos de "la guerra al terrorismo"?

Si usted tiene niños en la escuela, esté seguro y estudie el website de Johmann y sus links antes de tomar la decisión de sacarlos de las escuelas públicas tan rápido como sea posible.


John Kaminski es un escritor que vive en la costa de Florida cuya educación realmente no comenzó antes de salir de la escuela.

skylax@comcast.net

Traducción

Animalweb

3/01/03


Fuente: http://www.animalweb.cl/n_o_imperial/control_mental/escuelas%20forman%20ovejas.htm