viernes, 20 de noviembre de 2009

Planeta sensible


La gente sobre la madre tierra.. viviendo sus propias vidas.. pensando que todo lo que le rodea es todo..

Muchas veces.. sin darse cuenta.. no se percatan que una realidad inconmensurable los abarca..
El espíritu de las cosas.. que impregna por doquier.. esta presente.. El espíritu del agua.. del canto.. de los animales.. Eso es lo indescriptible del mundo..

Si uno olvida la propia esencia.. olvida que su naturaleza está en comunión con el todo.. Más allá de divisiones sociales.. económicas.. de cultura.. el tiempo pasa.. la historia sucede..

Más allá de todo ideal.. la esencia de lo que se quiere para el planeta es vivir en armonía..
No es fantasioso pensarlo.. es realista.. saber que esto es lo que más se necesita.. ¿Por qué ir por los desvíos? Lo que se necesita es reconectar con el propio ser y dejar aflorar la sensibilidad que anida en uno..

Una vez que suceda esto.. la acción real surgirá.. trascendiendo todo egoísmo.. porque se ha comprendido las propias limitaciones..

Sin antes comprender de dónde surge el conflicto que hay en la humanidad.. no puede surgir la verdadera comprensión.. que no se basa en credos o religión.. sino en corazón y acción..

Razón y emoción.. son aspectos que se han dividido.. para manejar mejor el mundo que se vive.. Hay un miedo por perder el control.. no hay nada que temer.. sino cosas por hacer..

Diálogos y argumentos.. la mente se pierde si los exceden.. el sentimiento se nubla y hay confusión.. la verdadera esencia se pierde de vista.. pero siempre está allí.. ¿cómo entonces buscarlo?

En esta estrepitosa marcha de la existencia.. se puede olvidar el ser humano de detenerse por un momento.. y dejar florecer la manifestación multidimensional que es..

La sangre que corre por nuestras venas es la corriente vital del universo.. se expresa en vida.. se expresa en todo.. Si no se toma una consciencia planetaria de esta índole.. el olvido podría consumir a la persona..

Es momento de aflorar y destellar la resonancia que hay en nosotros y el cosmos.. Con confianza a ser infinitos.. pero a reconocer la pequeñez.. sólo así el corazón traspasará toda barrera.. que por mucho tiempo ha impedido que crezca el ser..

Lo que sucede en los seres humanos.. el conflicto que suele imperar en las acciones.. las guerras y divisiones.. los intereses y el engaño.. Si se olvida la esencia de lo que Es.. se olvida que no solo somos cuerpo físico.. sino también manifestación del Todo..

Les hacen creer a las personas que solo son lo que son.. y que con eso deben conformarse.. El vivir en paz consigo mismo se ve perturbado por el ruido que impera por doquier.. El dolor de la humanidad se ve amordazada por la distracción hacia su verdadera naturaleza..

Esta locura debe detenerse.. esta insensibilidad ha de cesar.. el caos que impera en el mundo.. Los animales cobran el precio ajeno.. las montañas sufren por la demencia de otros.. el agua deja de fluir por la avaricia de muchos.. ¿Quién los detiene?.. ¿Quién los deja hacer?

Como esencias de lo infinito.. es momento de despertar y sentir la frecuencia natural que corre por nuestras venas.. Resonar con nosotros mismos.. empezando por lo inmediato..

El grito de la humanidad es fuerte cuando en él aún hay fuerzas para hacerse sentir.. para hacerse oír y escuchar.. Más que palabras.. son emociones.. y estas llegan más allá que cualquier análisis crudo de las cosas..

Reflexión y comprensión.. que surja de cada quien en su propio ritmo.. latir.. floreciendo..
Todos pueden hacerlo por sí mismos.. pero no significa no aceptar alguna ayuda.. Unidos.. en armonía.. se pueden lograr hacer muchas cosas.. Superando las diferencias.. viendo lo sustancial en las cosas..

Puede ser difícil.. pero es posible.. Muchas veces cada quien opta por ir por su lado.. ¿pero dividiéndose es como se quiere llegar a una convivencia en paz? Empezar a sentir lo que realmente se quiere.. no solo en las ideas.. también con el ser.. el sentir.. integralmente..

No hay unión si no se logra la comprensión de la esencia.. porque sino todos creerán que son totalmente diferentes unos de otros.. Todos sufren.. cantan.. bailan.. ríen.. viven..